SANTA CRUZ
16/09
Peralta, el exgobernador que sufrió antes que Alberto la encerrona K
Diez años antes de que el presidente de la Nación se viera presionado por el sector kirchnerista, tras la ola de renuncias de ministros, La Cámpora desplegaba una estrategia idéntica en Santa Cruz. Así te lo contaba La Tecla Patagonia
Desde el día que se conoció que Cristina Fernández de Kirchner sería la acompañante de la fórmula presidencial junto a Alberto Fernández, se especuló que la figura del posible presidente estaría condicionada por la fuerza que comanda la ex mandataria.

El triunfo electoral en octubre de 2019, terminó con la polémica gestión de Mauricio Macri y dio lugar a un experimento: el Frente de Todos. Una alianza pocas veces vista desde la vuelta de la democracia, en donde se aglutinó al kirchnerismo duro, un sector representado por Sergio Massa, el PJ, la fuerza sindical y los movimientos sociales.

Los primeros meses de gestión mostraron a un Alberto Fernández pleno en su mando como Jefe de Estado –sobre todo durante la administración de la pandemia-, pero la derrota electoral en las PASO, afloró la interna que ya se venía cocinando.

Pero, lo que este miércoles pasó en Casa Rosada, con el ofrecimiento masivo de renuncias de parte de los ministros K, ya había ocurrido en la provincia de Santa Cruz. Sucedió a fines de 2011 y durante la gestión del exgobernador Daniel Peralta.

El ex mandatario llegó al poder de la mano del kirchnerismo, pero –tal cual sucede con el presidente de la Nación actualmente- el transcurso de su mandato, generó rispideces con ese sector. El punto de inflexión se dio cuando Peralta buscó una reforma previsional que no gustó en Casa Rosada (por entonces bajo el gobierno de Cristina) y otras medidas de ajuste en el marco de una crisis social.



La respuesta vino de La Cámpora y fue letal: una serie importante de ministros y funcionarios, dejaron su cargo y le vaciaron el Gabinete al por entonces gobernador. Ese fue el comienzo del fin de su gobierno en Santa Cruz. 

Durante esas fechas, dejaron sus cargos el secretario de Gobierno, Francisco Anglesio; el ministro de la Producción, Jaime Álvarez; el ministro de Salud y vicegobernador durante el primer mandato de Peralta (2007-2011), Hernán Martínez Crespo; el jefe de la Policía provincial, Jorge Mario Hassan y el secretario de Deportes, Ricardo Vaiani. 

Por entonces, la respuesta de parte de quienes habían dimitido fue clara y polémica al mismo tiempo: “Decidimos no ser parte de todo esto y confirmamos que funcionaros de este gobierno que pertenecen a nuestro lineamiento político dejarán, a partir del día de hoy, de colaborar en el gobierno provincial”, aseguraron los renunciantes, en diálogo con Tiempo Sur.



Vale aclarar que –sin embargo- el exgobernador Peralta resistió durante esos cuatro años, ya que el episodio ocurrió a pocos días de que que retomara gestión. Además, lo hizo con toda una Legislatura en su contra. 

Una similitud también se dio con los gobiernos previos, a manos de los gobernadores Sergio Acevedo y Carlos Sancho. Ambos afrontaron una crisis económica y duros enfrentamiento con los principales gremios (sobre todo el de docentes) y al mismo tiempo, recibieron presiones para que la conducción pose en el kirchnerismo. Ante la negativa, perdieron el apoyo de Nación. 

Ayer, tras la durísima derrota electoral en las PASO, varios ministros en Nación tomaron el ejemplo ocurrido en Santa Cruz: el presidente recibió las renuncias de Eduardo “Wado” de Pedro; de Justicia, Martín Soria; de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza; de Cultura, Tristán Bauer; conjuntamente con la titular del PAMI, Luana Volnovich y la del ANSES, Fernanda Raverta. 

Pero también, se sumaron el ministro de Medio Ambiente, Juan Cabandié; el titular de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani; el de ACUMAR, Martín Sabbatella; la del INADI, Victoria Donda; y el viceministro de Educación, Jaime Percick. Asimismo, ministros como Jorge Ferraresi, de Hábitat; Gabriel Katopodis, de Obras Públicas; Elizabeth Gómez Alcorta, de Mujeres, Género y Diversidad; de Seguridad, Sabina Frederic; y de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, indicaron que el lunes pusieron sus renuncias a disposición, aunque no formalmente.