INFORME
03/10
Cambia Santa Cruz va por dos bancas y apuesta con todo al 23
Luego de las PASO, la oposición estudió los números sin la exitoína que corrió por las venas en un primer instante. Creen que se puede ganar, pero sobre todo, que hay que ir por dos bancas propias. Los principales candidatos le cuentan a LTP cómo se preparan para noviembre y si esta puede ser o no una elección trampolín para el 2023
La contundente victoria de Cambia Santa Cruz en las PASO, volvió a marcar un escenario conocido para la provincia gobernada por el peronismo desde hace más de tres décadas. Desde hace años, las legislativas se vienen presentando como una piedra en el zapato para el oficialismo, una postal que generalmente coincide con los resultados a nivel nacional. 

Si bien en la primera vuelta electoral, el frente que aglutina a toda la oposición de la provincia sacó una ventaja de diez puntos sobre el Frente de Todos, desde ambos bunkers comparten un análisis básico: la verdadera batalla será en el 2023 y esa todavía se presenta como una incógnita. 

Lo cierto es que el problema histórico que la oposición santacruceña parece tener, es que no logra capitalizar sus victorias de medio término para lograr el batacazo final en las elecciones generales. Así sucedió en los comicios para elegir gobernador en 2019, luego de que la UCR con Roxana Reyes y Eduardo Costa a la cabeza, estuviera a un rasguño de quedarse con el poder. 

Este año, Cambia Santa Cruz se quiere consolidar como espacio político capaz de lograr alternar el gobierno dentro de dos años. La potencialidad a destacar del frente (algo que se admite puertas adentro) es que logró conservar la unidad pese a las diferencias y chispazos que se dieron, sobre todo, previo al cierre de listas.

Los puntos flacos, por su parte, tienen que ver con no consolidar una figura indiscutible al interior de la alianza opositora y que su propuesta política sigue estando relacionada a la figura de Mauricio Macri y otros dirigentes de muy mala imagen. 

Por eso, vale preguntarse: ¿Qué estrategia se dará la oposición para que esta vez sí se pueda conservar el poder de fuego en las elecciones generales? 

Un dato a destacar en todo esto es que -si los resultados en noviembre se dieran igual que en las PASO- Cambia Santa Cruz conseguiría tan solo una banca para la Cámara de Diputados de la Nación. 

Básicamente, la legisladora Roxana Reyes, conservaría su lugar en la Cámara baja. Pese a la derrota, en el oficialismo concluyen que la oposición está perdiendo votos si se miden los que consiguió en 2017 y los que consiguió en 2021.

Un cálculo estimativo considera que son nada más ni nada menos que 15 mil adhesiones menos. Un número para nada despreciable si se lo mide en relación al electorado total de la provincia. 



A UN PASO DE CONSEGUIR DOS BANCAS

La lista unificada que llevará Cambia Santa Cruz hacia noviembre, la encabezará Roxana Reyes (actual diputada nacional) y la seguirán Leonardo Roquel (concejal de la UCR en Río Gallegos) y la exdiputada provincial, Gabriela Mestelan (Encuentro Ciudadano).

El piso de expectativas para la elección que se dará el próximo domingo 14 de noviembre, es el de retener el primer lugar y sacarle una distancia considerable al oficialismo y a la lista que dirige el petrolero Claudio Vidal. Pero la apuesta real, es lograr un caudal de votos todavía mayor para que de esta manera, la oposición logre dos de las tres bancas en juego.

Ese lugar sería para Leo Roquel, quien hasta hace poco no sobresalía como un dirigente de peso en el frente opositor. Sin embargo, su muy buena campaña en la capital provincial (donde le ganó al Frente de Todos) y otras localidades del norte de Santa Cruz, lo posicionó como un nuevo referente. 

Ahora, la posibilidad de que logre una banca en la Cámara de Diputados de la Nación, lo resalta al interior del frente, en donde hasta las elecciones se venía con una interna filosa: críticas cruzadas de un lado y otro de la UCR. 

Por eso, la chance de que Roquel termine entrando al Congreso, significa una buena noticia para la oposición en su conjunto, pero una inminente confrontación en el futuro con el sector que lidera Reyes. El concejal viene a plantear que hay vida más allá del “Costismo”.

“Ahora, nuestra vara es cada vez más grande, porque notamos que existe más acompañamiento y la expectativa es excelente”, le dijo a este medio, Pablo “Pato” Fadul, presidente de la UCR en Gallegos y el armador de la campaña de Roquel.

El ex concejal observa que una de las claves de la victoria en las PASO fue “llegar a un sector social al cual no tuvo acceso el oficialismo” y consideró que “Leo está a un pasito de entrar” a la Cámara Baja. 

Los roquelistas hacen números: estiman que en las elecciones de noviembre, votarán 25 mil personas más. Eso equivale -aproximadamente- a 15 puntos más en el porcentaje de votación. Lo que consideran, que en su mayoría irá para Cambia Santa Cruz.

“Creemos que de ese total, el 50 por ciento va a ser para nosotros. El resto se va a repartir entre el Frente de Todos, (Claudio) Vidal y la izquierda”, agrega Fadul.

El dirigente radical admite que “están ilusionados” con esta elección y haciendo cálculos rápidos, sostienen que con 5 mil votos más, Leo Roquel tendrá su banca. 

“Creemos que van a votar entre 20 y 25 mil personas más en noviembre. De ese caudal, nosotros podemos llevarnos unos 12 mil aproximadamente”, dice y agrega con olfato electoral: “La gente siempre juega al ganador y se polariza”. 

Por eso, en ese escenario en donde el Frente de Todos buscará realizar una remontada histórica y en donde Cambia Santa Cruz aspira a seguir liderando, el mayor perjudicado sería la lista del partido SER, que conduce Claudio Vidal. 

“Yo creo que Vidal está en un serio problema”, dice Fadul. Es que, para que la oposición gane dos de las tres bancas, deberá duplicar los votos de quien salga tercero en la elección. En las PASO, fue el partido SER.



¿VOTO BRONCA O VOTO ESPERANZA?

Por su parte, desde la lista radical que encarna Roxana Reyes, están convencidos de que los resultados en las PASO no fueron “un voto castigo”, sino “un voto de esperanza”. O al menos, así lo plantean como un slogan para que su propuesta no quede simplemente relacionada a una coyuntura pasajera. 

Ahora, Reyes, Omar Fernández, Leo Roquel y Gabriela Mestelan ya trabajan juntos y tienen la campaña planificada. “Juntaron equipos, cruzaron propuestas de trabajo y tienen todo en marcha para enfrentar el gran desafío de las elecciones generales”, le contaron a este medio, voceros de la diputada nacional. 

“Para nosotros lo más importante es estar cerca de nuestros vecinos, dialogar con ellos y trabajar con ellos para resolver los problemas que tenemos en Santa Cruz”, respondió Reyes, en diálogo con La Tecla Patagonia .

“Tenemos una provincia rica que no tiene servicios básicos en los barrios ni tiene trabajo para los más jóvenes, que fue empobrecida por el modelo K, que solo privilegia a los amigos del poder. Nosotros trabajamos para ponerle un freno a ese modelo y construir uno más justo en Santa Cruz”, agrega después, en relación al eje principal que movió su campaña, tanto ahora como en las anteriores elecciones.

Desde el radicalismo asumen que su propuesta tiene límites y creen que “siempre se puede hacer más”, sobre todo, en relación a lograr llegar a “más vecinos” de diferentes localidades. “Siempre podemos seguir trabajando, recorriendo y elaborando junto a los santacruceños propuestas para cambiar nuestra provincia”, sostienen. 

“Vamos a trabajar en toda la provincia con Omar Fernandez, con Gabriela Mestelan y con Leo Roquel y con todos los que integran nuestro frente, que no es un frente electoral porque nosotros nos unimos en el 2007 para trabajar junto a Eduardo Costa y a muchos vecinos de Santa Cruz, en la búsqueda de una alternativa de Gobierno en la provincia, para dar respuestas a los problemas que tenemos”, responde después la legisladora nacional, quien ya tiene casi asegurada su permanencia en la Cámara baja del Congreso. 

Pero, más allá de las estimaciones compartidas al interior del frente respecto a su casi asegurada victoria en las elecciones de noviembre, la gran incógnita parece apuntar a cómo Cambia Santa Cruz podrá retener ese caudal de votos hacia el 2023 o incluso ampliarlo.  ¿Podrá ser esta una elección trampolín para las generales?

Eso es lo que se discute y re-discute en los bunkers de la oposición, haciendo especial énfasis en que ahora el oficialismo se encuentra dividido y que quizás, recurra a unificarse nuevamente si ve amenazada la permanencia en el poder. 

Es decir, el factor Vidal influyó positivamente para el frente que lidera Reyes, pero está en duda de si el petrolero seguirá “ofendido” por mucho tiempo más. 




Desde Encuentro Ciudadano, la tercera fuerza dentro de Cambia Santa Cruz, cuentan que en una de las reuniones de definición para comenzar la nueva campaña hacia noviembre, se estableció algo importante: cada candidata y candidato conservará su perfil político y seguirá desde ese modo.

“La idea es fortalecer el perfil de cada candidato y desarrollar los puntos que se consideren fuertes de cada uno. Va a existir entonces como una línea propia, es decir, cada uno va a tener vía libre para explotar su veta”, adelantaron desde ese espacio político a este medio. 

Desde ese punto, Reyes seguirá siendo la cara visible del anti kirchnerismo, mientras que Roquel avanzará con un discurso similar pero buscando destacarse como nuevo dentro del pliego de candidatos opositores. En tanto, Gabriela Mestelan desarrollará la campaña con el carisma que la caracteriza y la experiencia en algunos puntos claves, como educación. 

“Por eso estamos juntos con Encuentro Ciudadano, con el Socialismo Santacruceño, con la Coalición Cívica, con el PRO y con muchos vecinos que son independientes o tienen alguna otra bandera pero que quieren trabajar para cambiar Santa Cruz para ponerle un freno al autoritarismo y al atropello que el kirchnerismo le hace a todo el pueblo de Santa Cruz”, suma en ese punto, Reyes.

“El mensaje de las urnas no es un voto castigo sino que es un voto con esperanza para crear y construir las respuestas que Santa Cruz necesita. En ese camino estamos trabajando. Los santacruceños votaron pensando hacia el futuro”, concluye después.