RIO NEGRO
20/10
El FdT asegura que a un mes del anuncio oficial no reabrieron todos los comedores escolares
Afirman que hubo dificultades que no permitieron que se brinde ese servicio en escuelas de Bariloche, Allen y Fernández Oro, y que la razón está en la “pésima planificación” del Gobierno
“Pese al anuncio de la gobernadora Arabela Carreras de reapertura de los comedores escolares para los establecimientos de jornada completa y extendida en la provincia, prevista para este lunes, la medida no se cumplió en Bariloche, Allen y Fernández Oro”, afirman desde el bloque de Diputados del Frente de Todos. Si bien el gobierno aseguró que la apertura seria “paulatina” en esas localidades, para el peronismo la razón está en la “pésima planificación” y en las “dificultades de ejecución presupuestaria”.

“Nadie está exento de cometer errores, lo grave es que estos errores sean reiterados y afecten a políticas sociales de base. En el caso de los comedores escolares en Bariloche -como en otros lugares de la provincia– la sensación es la de una pésima planificación. Improvisan; más que errores parece falta de interés o de ejecución presupuestaria”, señalaron desde el bloque legislativo.

Con el acompañamiento de la bancada, los legisladores del Frente de Todos, María Eugenia Martini y Ramón Chiocconi, ya habían pedido informes a comienzos de septiembre por la apertura de los comedores escolares que permanecieron cerrados por indicación del Ministerio de Salud durante la pandemia.

“Al regreso de la presencialidad escolar, la gobernadora anunció la reapertura para el 18 de octubre. La medida se concretó en casi toda la provincia, excepto en Bariloche, Allen y Fernández Oro, donde se postergó sin que medien razones oficiales de peso que expliquen el retraso. La demora es grave”, advirtieron desde el FdT, “se trata de niños con serias dificultades de alimentación”.

En la ciudad andina funcionan 20 comedores para escuelas primarias y 2 para secundarias, que permanecen cerrados –a un mes del reinicio pleno de la presencialidad– pese al reclamo de la comunidad educativa y el gremio docente.

“Hasta hace poco la gobernadora defendía la asistencia alimentaria a través de la tarjeta NUTRE (implementada durante la pandemia, y que llega a unos 36 mil alumnos rionegrinos en los distintos niveles), pero al parecer cambió de opinión y ahora regresamos al sistema de comedores que, como se ve, no está funcionando como debiera”, recordó la presidenta del bloque legislativo del FdT, María Eugenia Martini.

En tanto que agregó: “Es inconcebible pensar que se trata de un error, que el Gobierno de pronto se olvidó de la ciudad más grande de la provincia. Ni tampoco de problemas de logística para abastecer a los comedores de Bariloche, algo que se anunció hace más de un mes”.

“A estas cosas nos referimos cuando decimos que la provincia está en una crisis severa, y que no puede cumplir con las políticas sociales más elementales que el propio gobierno anuncia”, concluyó.