Argentina
Jueves, 19 mayo 2022
CHUBUT
20 de diciembre de 2021

Luque se sumó al conjunto de intendentes que pide derogar la ley de Zonificación Minera

El jefe comunal de Comodoro Rivadavia aseguró que –junto a legisladoras del Frente de Todos- acudieron al gobernador Mariano Arcioni para “pedirle la derogación del proyecto de zonificación”. Ese encuentro previo sirvió para que el mandatario finalmente tome la decisión de dar marcha atrás

Luque se sumó al conjunto de intendentes que pide derogar la ley de Zonificación Minera - La Tecla Patagonia

Otro intendente salió a despegarse de la ley de Zonificación y minera y aseguró que pedirá la derogación de la misma al gobernador Mariano Arcioni.

Juan Pablo Luque amplificó así la postura que mantuvo, por ejemplo, el intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, así como otros jefes comunales de la provincia, que habían asegurado que no iban a adherir como municipios. 

“Me reuní con las diputadas Adriana Casanova, Mónica Saso, la compañera Nancy González, el presidente de nuestro partido Carlos Linares y los sectores gremiales de nuestra ciudad para pedirle al Gobernador la derogación del proyecto de zonificación”, expresó el intendente de Comodoro Rivadavia. 

“Oír a la gente siempre debe ser la prioridad de la dirigencia política y así lo ha entendido el Gobernador de nuestra provincia”, agregó después. 

La postura de Luque (y en consecuencia varios de los dirigentes y legisladores que responden al intendente) había significado un peso simbólico para que finalmente, el proyecto de ley que se votó de forma imprevista en la Legislatura, termine derogado. De hecho, el jefe comunal se había reunido horas antes con el gobernador Mariano Arcioni y le había manifestado personalmente la necesidad de dar marcha atrás con la ley. 

Allí se terminó de definir la postura que finalmente dio a conocer el mandatario provincial, dando por tierra un proyecto de ley que desencadenó una serie de manifestaciones por todo Chubut. 

Por entonces, Arcioni tenía esa posibilidad o la opción de dar “dar luz verde” a sus legisladores para que aprueben la derogación podría ser otra salida. Finalmente se volcó por la primera opción.