Apps
Viernes, 19 julio 2024
Argentina
21 de mayo de 2023
ENTREVISTA

Estado de situación en YCRT: cómo llega Daniel Peralta

Por segunda vez en su trayectoria como funcionario público, el exgobernador asume la intervención de la carbonífera estatal con el desafío de remontar una crisis de productividad que ha afectado a la empresa en los últimos años. En conversación con La Tecla Patagonia, Peralta repasa su plan de gestión y evalúa lo hecho hasta ahora 

Estado de situación en YCRT: cómo llega Daniel PeraltaEstado de situación en YCRT: cómo llega Daniel Peralta
Compartir

Hace una semana, mediante la publicación del Decreto 268/2023, quedó oficializada la llegada del exgobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, a la intervención de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT). El flamante funcionario asumió la empresa estatal en un contexto de crisis permanente, pautado por una productividad irregular y un conflicto recurrente con los gremios, por lo que impera una reactivación que le permita integrarse de pleno a la matriz energética provincial y nacional.

El exmandatario no es extraño a la gestión de YCRT. En 2004, tras el accidente que se cobró la vida de 14 mineros, inició su primera intervención que duró hasta 2007 para luego seguir de cerca la actividad de la empresa desde la gobernación. Ahora, en reemplazo de Germán Arribas, Peralta le cuenta a La Tecla Patagonia cómo es el panorama de la carbonífera estatal, cuáles son lo objetivos que se están empezando a tratar, qué consideraciones se tienen en caso de que el 10 de diciembre se produzca un cambio de gobierno y por qué es importante un cambio de figura jurídica

-¿Cómo se produce este nombramiento para que por segunda vez sea interventor de YCRT?

-Existió una convocatoria de la vicepresidenta, Cristina Fernandez de Kirchner, en donde pidieron poder intervenir el Yacimiento con una visión más santacruceña y por eso optaron por solicitarme que yo me hiciera cargo. Así que a partir de ahí se movieron las cuestiones de transición que tienen que moverse. El decreto se firmó el 13 de mayo y automáticamente me puse a trabajar. 

Estuve en Buenos Aires reunido con Cristina, con la propia Alicia (Kirchner) que es la Gobernadora de Santa Cruz. Estuve con Sergio Massa, con la secretaria de Energía Flavia Royón, y les estuve explicando cuál iba a ser mi primer plan: recuperar la confianza de los trabajadores, volver a establecer el mecanismo ese virtuoso que implica sacar carbón y después ponerlo en boca de exportación o en la propia central térmica para subirlo al interconectado conectado.



-¿Cómo encuentra a YCRT actualmente?

-Hoy el yacimiento está semi paralizado, porque hay una medida de fuerza de hace más de un mes, así que estoy hablando con los sindicatos a ver cómo la levantamos y después volver a  trabajar.

La empresa es un emprendimiento industrial muy grande, tiene 2.180 trabajadores, tiene muchos sectores, desde la administración, la planta depuradora, los talleres centrales, la electromecánica de mina, la mina propiamente dicha, la central térmica de 240 MW, la central más chica de 21 MW, el ramal ferroportuario, que empieza en el puro y termina en Punta Loyola. Es un mundo de gente, de estructura, de manejo, que tenemos que empezar a poner en valor nuevamente y buscar armonía para que todo se traduzca en una mayor producción. 
.
-Ya tuvo que ejercer el rol de estar al frente de la empresa en el pasado, ¿qué recuento se puede hacer de su primera intervención entre 2004 y 2007?
 
-Néstor Kirchner me convocó en ese tiempo para que yo me haga cargo de la intervención. Y el trabajo era distinto porque, además, del dolor por la tragedia de los 14 mineros, son comunidades chicas, entonces eso fue un golpe muy duro, espiritual, moral y psicológico y moralmente, la gente estaba por el piso con todo, por haber visto muerto a sus compañeros, sus vecinos, su conocidos. Fue una situación muy delicada. Pudimos levantar el derrumbe que se había producido y a poco tiempo ya poner en marcha la mina. Los mineros extrajeron carbón, normalizaron las actividades con el tiempo. Fueron cuatro o cinco meses que nos costó mucho, pero lo hicieron, volvieron a trabajar, y ahí entonces se empezó a construir también la usina de 240 MW que fue a validar la llegada del interconectado hasta el propio Río Turbio. 

Así que fue una apuesta muy grande de Néstor Kirchner que después continuó Cristina y bueno, fueron después me presentó a elecciones, en las que ganamos el gobierno de Santa Cruz en el 2007, dejó la intervención y me hago cargo el gobierno, tuve dos mandatos al frente del poder Ejecutivo.

Siempre visité la cuenca, siempre estuve cerca de la gente pero los interventores fueron otros, hasta que llegó esta instancia, pasaron ya casi 20 años, donde otra vez se resuelve de que sea yo quien encabece este proceso para finalizar, para darle el empuje necesario a la empresa que vuelva a aceitar los mecanismos de producción, de trabajo.

A pesar de las dificultades que hay hoy, no  pueden ser mayores a las que tuvimos cuando la gente quedó adentro en la mina. No tiene comparación en el dolor, en cómo pudimos nuevamente empezar, porque la verdad que costó muchísimo, costó un tiempo largo, pero los trabajadores superaron esas heridas y lograron poner en marcha nuevamente la empresa.

Ahora es otra cosa, ahora hay problemas puntuales de salario, problemas puntuales de equipamiento, problemas puntuales de protección, pero no se puede comparar en nada lo que fue, no solamente en lo que es el ámbito productivo, sino también en el ámbito social de la Cuenca, de las poblaciones de Río Turbio y de 28 de noviembre.



-De vuelta al presente, ¿qué diagnóstico está haciendo y cómo valora la  gestión de  la intervención Germán Arribas?

-Hay cosas que se deberían haber hecho de otra forma, que se deberían de haber tenido en cuenta. Los recursos de la empresa los provee el Estado Nacional, pero la gestión política, institucional y empresarial es de Santa Cruz. Creo que hay algunas cosas que determinaron este cambio y lo que nosotros estamos haciendo más que mirar hacia atrás es modificar las cosas que entendemos están mal o que han generado problemas y avanzar, porque hay que poner en marcha cuanto antes la producción que es el ordenador del trabajo y a partir de ahí obviamente los inconvenientes que hayamos teniendo vamos a ir afrontando, como se hace en la vida y como se hace en cualquier empresa.

Ya tengo diálogo con los sindicatos. La empresa tiene cuatro gremios: ATE, APS que es el personal superior, Luz y Fuerza, y la Fraternidad que son los conductores de locomotoras. He hablado con los cuatro, y sigo hablando en forma permanente. La gente de Punta Loyola que es el puerto donde se saca el carbón, que ahí hay una junta interna, también he hablado con ellos. Vamos paso a paso, vamos trabajando.

-Otro nombre que surge al tocar el tema de YCRT es del Coordinador General, Ing. Eduardo Vilchez, ¿hubo contacto con él?

-Yo no he hablado con él y tengo en mi cabeza otro esquema de trabajo.

-Dentro de ese esquema ¿qué metas se están trazando para el corto plazo?

-La idea es coordinar en conjunto con las autoridades políticas de la Cuenca: intendente, diputados, concejales, todo lo que rodea la empresa para que también ayuden y apoyen.La senadora Ana María Ianni, los diputados nacionales de Santa Cruz: Jorge Verón, Gustavo González, Paola Vessvessian, la propia Gobernadora, así que respaldo político hay y de sobra, lo que tenemos que hacer nosotros es trabajar y todas esas son medidas para volver a recuperar el diálogo en los sectores de la sociedad, con la Cámara de Comercio, con los sectores empresarios locales.
.
-Hace un par de años el diputado Jorge Verón reflotó la idea de cambiar la figura jurídica de YCRT a Sociedad del Estado…

La figura jurídica, la famosa figura jurídica, ya estuve hablando con Jorge en algunos aportes de parte de los sindicatos, pero creo que en eso hay que impulsar esa figura con las consideraciones organizaciones internas y suborganizaciones de distintas líneas internas que los representan. Se debe construir una figura jurídica que evite cualquier tipo de ulterioridades negativas sobre el carbón. La idea es proteger el futuro de la empresa.

-¿Es posible que cierre YCRT si no hay continuidad para este Gobierno después del 10 diciembre?

-No, si dicen que cierra es porque no conocen la potencialidad de nuestro carbón y porque creen que es todo despilfarro, que generalmente es el discurso de la derecha que quiere reducir el Estado. Tengo una visión totalmente distinta. Creo que la empresa puede funcionar y dar muchas cosas para la provincia y para el país.

Igualmente el cierre es inviable porque habría una gran resistencia no solamente de los trabajadores, sino de los actores políticos de la Cuenca y de la Provincia y de Nación .No lo veo factible ni viable.

OTRAS NOTAS

REGIONALES

Dialoguistas patagónicos fijaron posición en una reunión sobre la Reforma Electoral

Desde Neuquén y con aval del gobernador, Rolando Figueroa, el diputado nacional Osvalo Llancafilo aseguró que sería "una buena señal la eliminación de las PASO" y se mostró a favor de la implementación de la Boleta Unica

Copyright 2024
La Tecla Patagonia
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET